miércoles, 13 de agosto de 2014

Aníbal De Grecia



No puedo hablar
intento escribirte en el polvo
esa eternidad mutilada.



***



CON EL FILO DE MIS OJOS

Abrí tu vientre
       hurgué esa selva hasta encontrar la guarida
de mi forma salvaje

y volví sin ser domesticado a ocurrir en el tiempo.

Soy un vértigo sin dueño
un gato sin techo
el cadáver de la primera muerte naciendo para siempre.


***



Había desesperación en sus ojos de madera.
Me perdí. Dijo; y huyó con sus manos de barro.

Se perdió para siempre dentro de ella misma
donde hay un abismo con lágrimas hasta las rodillas.


***



Papá
volví
pero no soy el mismo
fui un ángel incauto y agudo
ahora un niño herido
un pétalo caído entre el sol y la vereda de una intensa tarde de verano.


***



Cerramos las llanuras por un día
después abrimos la boca para tragarnos la luz cuando se iba.


***


Un beso es un país. Como la muerte.


***



No nací de ningún silencio;
soy el gesto de una oración
nacida al revés del tiempo.


***



Oscurecí con las alas caídas.
No fui un ángel
soy el fruto que el viento olvidó.


Bio: Integra el Grupo literario In Visible (Oberá, Misiones). Integrante del equipo de Revista Viga Poética. Publicó:Poemas Para Sobrevivir, Editorial 3+uno (Poesía). Año 2.012.
Tres Abismos Un Puente,  bajo el sello Viga Poética (Poesía). Año 2.012.
Participo en varias antologías. 
Correo Electrónico: anibaldegrecia@yahoo.com.ar

2 comentarios:

  1. Para de sufrir! Empezá a no mirarte el ombligo ..

    ResponderEliminar