viernes, 26 de marzo de 2010

Osvaldo Costiglia


Matanzas fundacionales

Atendiendo igualmente a hallarse renovados
todos los delitos anteriores al indulto
debemos condenar y condenados al referido reo
Diego Cristóbal Tupac Amaru,
en pena de muerte, y la justicia
que se manda hacer es que sea sacado
de la cárcel donde se halla preso, arrastrado
de la cola de una bestia de albarda,
llevando soga de esparto al pescuezo,
atados pies y manos,
con voz de pregonero
que manifieste su delito;
siendo conducido en esta forma
por las calles públicas
acostumbradas al lugar del suplicio
en el que junto a la horca,
estará dispuesta una hoguera
con sus grandes tenazas,
para que allí,
a la vista del público,
sea atenaceado
y después colgado por el pescuezo,
y ahorcado hasta que muera
naturalmente,
sin que de allí le quite
persona alguna
sin nuestra licencia,
llevada la cabeza al pueblo
de Tungasuca,
un brazo a Lauramarca
el otro al pueblo de Carabaya,
una pierna a Paucatambo,
otra a Calca,
y el resto del cuerpo
puesto en una picota
en el camino
de la Caja de Agua de esta ciudad,
quedando confiscados sus bienes
para la Cámara de S.M.
y sus casas serán arrasadas
y saladas, practicándose esta diligencia
por el corregidor de la provincia de Tinta.
Esto en sustancia y más dijeron
Gabriel de Avilés
y Benito de la Mata Linares.
Según Yo, D. Francisco Calonge,
Escribano habilitado
para la formación de las causas
que se están siguiendo…….etc.
Siguiendo con el etcétera
que seguía de otros etcéteras
por la mitad de los etcéteras
nada fue suyo
dijo el huiliche
nos robaron
porque tenían armas lustrosas
pero sobre todo
porque eran más salvajes
que nosotros.
Pero estimado amigo Juan
Calfucurá
visto el interés por mi salud
deseo que los suyos
estén tan buenos y fuertes como yo,
sé de sus buenos consejos
pero lamento que algunos de los suyos
no los sigan
como en Bragado y Rojas,
yo que los miro como hijos
y los atiendo en todo,
por eso a usted
como a los demás capitanejos
les señalaré un sueldo
para evitar necesidades,
pero no transigiré con ladrones.
Bueno, páselo bien
con el deseo de su buen amigo
Bartolomé Mitre.
Bueno, Bartolo dejó un día
de tocar la flauta
y vino el arreador
y sus partes de vanguardia:
“lindos galopes”
“días agradables”
“fajas de esmeralda en medio de un valle inmenso”
“indios sin caballo”
“chinerío sumiso y degradado”
“toldos incendiados”
“cadáveres desparramados”,
ritmos de Offenbach
y Curuzú, dijo David.
Los Piedra
y el Roca implacable
y si la letra con sangre entra
la sangre con letra sale mejor
por eso se reserva
“a enemigos prioritarios y generalizados”
letra que entró de lecturas
“Ensayo sobre la desigualdad de las razas humanas”
del viejo Gobineau.
Es que Excelentísimo Señor
habemos tribus
cuyos caciques reclamamos
la valuación de los campos
que se nos tomaron
entre Puán, Guaminí, Carhué y Chipilafquen
por la cantidad de doscientos millones
de pesos moneda nacional.
Esto firmamos Manuel Namuncurá,
Bernardo Namuncurá, Alvarito Reumay
Y el secretario Freire, Manuel también.
Bueno, veinte mil leguas
de viaje submarino no, pero
de tierra,
en una de las regiones más fértiles
y encantadoras del planeta,
saludo a V.E. atentamente,
Estanislao S. Zeballos.
Con gauchos hicieron esto
pero gauchos con remington
y ciencia dura
instrumento difícil si los hubo
templado en frío o en caliente,
en cuchillas entrerrianas
y artiguistas, en llanos de La Rioja,
en esteros del Paraguay,
mucha sangre allí, mucha cadena,
luego se pudo con él encarar
la voz de mando ¡al galope!
¡Atención a la voz de los oficiales!
¡que nadie se separe!
Mucha voz, demasiada, el combate
apenas duró unos minutos,
y sin embargo dura todavía.
Unos lo quieren saber
pero otros no, todavía esclavos
del no saber
del no saber de los indios su destino
del no saber de los negros
sus cráneos en el fondo del mar caribe.
Guerra en las cabezas habemos
moros, armenios, judíos, indios, negros, gitanos.
Campos de exterminio, treinta mil aquí
luego de tantas otras.
Allá vaya a saber.
Toman los pueblos posición
en el callar cuando beben
negra lecha del alba,
pero guardan la palabra
para un día cuando tomen
posición en el hablar
a plena luz y así y así
mujeres y hombres puros, mejor, impuros,
hombres y mujeres, siempre
suyo yo, aquí en el rincón de este circus!




Medianoche

La casa de enfrente se ilumina.
En esta noche de vino negro y soledad
me gustaría cantar y proponer un brindis
poniendo en la mesa tres o cuatro vasos
para dos o tres improbables
convidados por la blancura del olvido.
De todos modos el ensueño
encogido sobre la nuez del tiempo
corrobora que la sombra en la pared
coincidió alguna vez con un cuerpo.
Edades de la memoria, edades de la desmemoria
deslizándose como arena
abandonando el fruto al oleaje inmóvil
de las palabras.




Llamada al ausente

Eras el espía que se desvanece entre las sombras
saqueado ya el secreto del siglo
dejas paso al ventrílocuo
que aceza con una voz sin raíces
el vacío del tiempo
y despoja a la vida de su resplandor.
Las traslúcidas presencias de la ciudad
arañan los sueños, los apagan,
entre cortinas ajadas de escalofríos.
Suena un timbre en el fondo de los años,
interminablemente,
en un país que sobrevive.



¿Qué hace la poesía?

¿Qué hace la poesía en esta amena reunión
donde se habla de crisis o dichas y desdichas
cotidianas?
¿Qué hace el poeta, ese hombre mas o menos
menor, donde algo no esta en su lugar
para que digan bueno, él es así, pero adorna
unos momentos la charla antes de pasar
a lo que importa?
¿qué hace cuando gira su cabeza
y pareciera que mira llover a su espalda?
La primavera cuando es su tiempo
también deambula como una mariposa
por su boca, pero
¿qué va a decir por lo no dicho?
Los brillantes invitados lo escuchan
cuando quieren obsequiarse
la breve alegría que su incoherencia habilita
pero hay un tiempo, una leve frontera
que deberán reconocer
porque su mundo no debe desbordar
de su cabeza, ese alhajero
que todos parecieran conocer
como si durmieran con él,
abierto en la mesa de luz
y recibiendo la mañana.

4 comentarios:

  1. gracias german, realmente un gustazo leer "matanzas fundacionales"...ya el titulo es una sintesis de nuestro genesis.

    ResponderEliminar
  2. Medianoche: insuperable. Pertenece a ese tipo de poemas que uno siempre tiene en la cabeza, el poema casi perfecto, que supera el tiempo y las dudas sobre la propia creación.

    ResponderEliminar
  3. me enconto medianoche y matanzas fundacionales hace alusion al triste pasado del aborigen. Saludos , osvaldo.
    ale di meglio

    ResponderEliminar
  4. Entré a esta pagina a traves de Miguel Martinez, tambien un poeta extraordinario. Mi admiración al gran Osvaldo Costiglia quien me parece genial y profundo. El gran poeta Bahiense que anda siempre con un poema en el maletín, siempre dispuesto a compartir su pasión por los grandes. Junto a él conocí a grande como Paul Celan: "leche negra del alba te bebemos de día..."

    Muchas gracias a quien ideó esta pagina.

    Saludos desde Ushuaia.

    Jose

    ResponderEliminar