jueves, 30 de septiembre de 2010

Marcelo Faure


Entre insectos

Hay aromas distantes que
Siguen embistiendo
Inconsultos vuelan a las cimas
Como arañas en celo y me poseen
Drásticos

Aromas caseros aromas templados
Que vuelan como arañas y caen

Siempre

Todo lo poseen - - - dioses imperfectos
Son fuego y monte prisa ojos

Bandoleros de cumbres apartadas
Fugitivos aromas enredados
Con sienes aceitadas - - - con brasas
En las patas

Y hace un tiempo

Perfumes asaltados
Cristales arrojados
Lentamente
En tus orillas.




La vuelta

Cuando los ojos son
un rumor de palabras, un árbol caído

Antonio Branas



Aquel Barrio turbulento
Donde los Ángeles pisaban junto a mí
El césped y las olas

Barrio sensitivo/ allí
El fútbol era un vicio benigno
Las mujeres solamente amigas
Y el Vino un futuro mágico
Cristalino

Sutil Barrio solapado
Mientras las Palomas vigilantes
Anunciaban la llegada
Del mítico fantasma de la siesta

Los peloteros y los celulares no existían
El pavimento “dormía el sueño de los justos”
Nuestros eran los árboles y los refugios
Que nos acercaban cada vez más
Al Minotauro

El Barro de ese Barrio
Simiente caudalosa Centro antiguo
Ahí donde los Ojos vuelven
Orgullosos clandestinos
Como Hijos pródigos
Ausentes.





señales


...Y en los pies solemos tener sabores
Pero somos bestias vitales
(L. B.)



Manos sucias
Bocas sucias


El Afecto todo lo tiñe
Y las pasiones más mudas
Corren hacia los altoparlantes

Piernas sucias
Labios sucios


Las manos crispadas laten su canción
Las pieles aladas vuelan sus pesimismos


Parece primavera
En los riscos de tu Alma
.






Diplomatura

El tiempo pasó entre rayuelas y cometas
entre un amor y bicicletas.
Charly García


A guachazos limpios lo criaron
Zambalando entre techos - - - - - - pantorrillas
Un hombre se hace a los golpes
Y así lo dicen los expertos
Con diplomas

Machucadas las sienes y el deseo
Se trompean asteriscos caudalosos
Y asteroides cristianos malolientes
Ningunean su piel y su regazo

Morochito astuto - - - - - - - - - principesco
Nomeolvides regalaba en sus retazos
Y esa chica vagabunda - - - - - - berlinesca
No sabía tampoco de flores o de abrazos

Historieta transhumante él escribía
Con pedazos de carne y algunas letras
Esas voces que oía por las noches
Revelaban que el olimpo estaba cerca

Y era lindo

Conocer la primavera.



Nota: Marcelo Faure escribe poesía y tiene editado: Hilo conductor (1998), Barranca Abajo (2006), Signos inconclusos (2005) y Palavra breve (2006). Leyó en Paraná Poesía 2010.

7 comentarios:

  1. La palabra mágica, poesía...no remite a incoherencias. salvo, que los sentimientos del ser, sean volátiles, difusos, penosos, inestables de emociones encontradas en la ambivalencia del todo para crear ...nada...

    ResponderEliminar
  2. Título: “El Pero…”
    Dicen que hablando se entiende la gente…y siempre hay un “pero” dispuesto a interponerse entre la gente, y eso es lo que ocurre…el “pero” es un abismo silencioso, callado, a veces oculto entre palabras necias, solamente la inteligencia, es capaz de enfrentarlo, con sabiduría, con hechos que dejan al “pero” de lado; encausando la lógica, el pero sirve para dar tiempo a la razón a decir las palabras adecuadas justificando al pero. Estoy por momentos disgustada con el pero, por ejemplo cuando tengo deseos muy fuertes de concretar algún proyecto, y aparece el “pero…” me da la sensación de impotencia, de imprevistos, de inseguridad…
    En otros momentos el pero me ha servido para salir de situaciones comprometidas, en este caso aún sin que me simpatice, tengo que aceptar que es casi indispensable tener un pero para ciertas situaciones…

    ResponderEliminar
  3. "La palabra mágica, poesía...no remite a incoherencias" a la magia tenés que encontrarla, jugar a las escondidas a veces da resultados.

    ResponderEliminar
  4. aromas caseros aromas templados
    que vuelan como arañas y caen

    siempre

    ResponderEliminar
  5. conocer la primavera es arremangarse/ embarrarse las botamangas con dulce vida/ llegar al paraiso y al olimpo/ con palabras sin palabras/ en la ambivalencia del todo para crear

    ResponderEliminar
  6. nota: los asteroides no son cristianos, de dónde sacaste esa idea

    ResponderEliminar